Una puesta al día sobre Libra

0
155
Novatica 241 Blockchain Libra

Resumen

En mi primer análisis sobre la iniciativa Libra la describí como un mero sistema global de pagos, propuesto inicialmente por Facebook, y cuya operación se asentaba en el empleo de la tecnología blockchain. Ahora, la reciente aparición de una actualización del informe de presentación inicial de Libra, por parte de la Asociación Libra, me permite analizar los cambios más representativos introducidos desde el planteamiento original.

Alfonso de la Rocha Gómez-Arevalillo

Experto de Blockchain en el Centro de Competencia de Blockchain de Telefónica.

Alfonso de la Rocha Gómez-Arevalillo

Experto de Blockchain en el Centro de Competencia de Blockchain de Telefónica donde esta a cargo del diseño, investigación y desarrollo de tecnologías basadas en blockchain, sistemas distribuidos y criptografía avanzada. Siempre ha estado muy involucrado con el mundo de la investigación y el desarrollo: desde la investigación de eficiencia energética en centros de datos en la Universidad Politécnica de Madrid, pasando por eficiencia de video y compresión en Ericsson Research, a asegurar protocolos de red utilizando tecnología blockchain en KTH. Es ingeniero de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid y el KTH Royal Institute of Technology.

1. Los principales cambios

Quienes me conocen saben que, para mí, Libra representa el tipo de cambio disruptivo que facilita una tecnología como blockchain.

Inicialmente, parecía que Libra estaba tratando de reemplazar las monedas respaldadas por los bancos centrales y las instituciones financieras, mediante una nueva moneda global, respaldada por empresas y dirigida a reducir los costes del sistema financiero global, a fomentar la inclusión financiera y a reducir las barreras de entrada de la innovación y de nuevos actores en el sector financiero (actualmente monopolizado por grandes bancos e instituciones financieras).

La Asociación Libra publicaba en abril de 2020 una revisión [1] de su informe de presentación del proyecto Libra original. Para mí, el conjunto de actualizaciones presentadas en este nuevo documento se puede resumir como “un conjunto de cambios para acomodar la propuesta tecnológica y la visión del proyecto a las restricciones regulatorias“. Los principales cambios de esta actualización están claramente diseñados para dar respuesta a las preocupaciones de los reguladores, los bancos centrales, los funcionarios electos y cuantos grupos de interés globales se han expresado negativamente sobre Libra (por citar sólo algunos ejemplos).

Estos son los cambios clave que ofrece el informe actualizado:

  • La transformación de Libra de una stablecoin monodivisa a una moneda multidivisa. Una preocupación clave que se ha dado a conocer ha sido la relativa al potencial de la Moneda Libra (≋LBR) para interferir en la soberanía y la política monetarias, en el supuesto de que la red alcanzase una escala considerable y un gran volumen de pagos nacionales se realizaran en ≋LBR. De ahí que la nueva propuesta sugiera la inclusión de stablecoins monodivisa vinculadas a las divisas existentes, comenzando, inicialmente, por algunas de las que componen la cesta propuesta para ≋LBR (por ejemplo, LibraUSD o ≋USD, LibraEUR o ≋EUR, LibraGBP o ≋GBP, LibraSGD o ≋SGD). Cada stablecoin monodivisa estará plenamente respaldada por la Reserva de Libra, lo que consistirá en efectivo, o equivalentes de efectivo, y valores gubernamentales a muy corto plazo denominados en esa divisa. Por lo tanto, ≋LBR será, simplemente, un compuesto digital de algunas de las stablecoins monodivisa disponibles en la red Libra. En resumen, olvídate de la moneda con respaldo corporativo que mencioné anteriormente.
  • La construcción de un marco claro de conformidad normativa. Una de las principales preocupaciones y críticas a las criptomonedas “tradicionales” ha sido la falta de control y conformidad relativos a asuntos como protocolos KYC (de la expresión inglesa, Know Your Customer) o AML (Anti-Money Laundering), la prevención de actividades ilícitas o la lucha contra el terrorismo financiero. Y no ha sido diferente con Libra. Como consecuencia, Libra está trabajando para desarrollar un marco integral de conformidad financiera que defina diferentes participantes en la red, cada uno con un conjunto diferente de requisitos.

La red Libra distingue entre cuatro categorías de participantes: (i) Distribuidores designados; (ii) Proveedores de servicios de activos virtuales (VASP, por sus siglas en inglés, incluidos “exchanges” y “wallets” de custodia) que están registrados o licenciados como VASP en la jurisdicción de un miembro del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), o están registrados o licenciados en la jurisdicción de un miembro del GAFI y a los que se les permite realizar actividades VASP bajo dicha licencia o registro (VASP regulados); (iii) VASP que han completado un proceso de certificación aprobado por la Asociación Libra (VASP certificados); y (iv) todas las demás personas y entidades que buscan realizar transacciones o proporcionar servicios a través de la red Libra (“wallets” no alojadas). Estas “wallets” no alojadas o “wallets” sin “host” permiten la inclusión financiera, una amplia competencia y la innovación responsable, facilitando, de ese modo, la creación de servicios para los usuarios no bancarizados e infrabancarizados. Dado que sus actividades pueden presentar un riesgo mayor, dichas “wallets” estarán sujetas a limitaciones en saldos y transacciones. Inicialmente, la red estará accesible únicamente para distribuidores designados y VASP regulados, mientras que desde la Asociación Libra se continúa desarrollando el proceso de certificación para otros VASP y el marco de conformidad para “wallets” no alojadas, en función de los comentarios recibidos de los reguladores.

  • Abordar los aspectos de gobernanza de Libra y su futura transición a un sistema permissionless. Actualmente, la validación de las transacciones en Libra se realiza mediante un conjunto de nodos validadores, pertenecientes a miembros de la Asociación Libra; pero el plan es hacer la transición desde este enfoque permissioned hacia una red permissionless basada en el protocolo de consenso Proof of Stake. Los reguladores han planteado una serie de preguntas de calado sobre el perímetro de control para la red Libra; en particular, sobre la necesidad de protegerse contra la toma de control del sistema, por parte de participantes desconocidos que supriman las disposiciones de conformidad normativa más críticas. ¿Pero no nació la tecnología blockchain para resolver esto?
  • Construir protecciones robustas en el diseño de la Reserva de Libra. El último aspecto que la Asociación Libra ha tratado de abordar en esta actualización ha sido la preocupación de los reguladores por los posibles riesgos sistémicos. En este sentido, se han incorporado estrategias en el diseño y la estructura de la Reserva que respalda a Libra, de modo que aquella mantenga activos con vencimientos a muy corto plazo, bajo riesgo de crédito y alta liquidez, limitando los riesgos financieros antes mencionados.

2. ¿Qué esperar desde el punto de vista técnico?

Tras leer el nuevo informe de cabo a rabo, no he encontrado ningún cambio significativo relacionado con la tecnología. Sin embargo, en la sección “What’s next?” (¿Qué viene ahora?) aparece un resumen de los cambios aún por venir, a corto plazo, los cuales se centran, principalmente, en garantizar la seguridad, el rendimiento y la escalabilidad del protocolo y su implementación:

  • La Asociación Libra construirá APIs y bibliotecas bien documentadas para permitir a los usuarios interactuar con la Blockchain de Libra.
  • La Asociación instituirá un procedimiento para las Propuestas de Mejora de Libra (LIP, por sus siglas en inglés), abierto a la participación y el escrutinio de la comunidad, donde se discutirán y revisarán los cambios materiales en el protocolo y el software que respaldan la Blockchain de Libra. Bienvenidos a los EIPs de Libra.
  • La Asociación creará un marco para el desarrollo colaborativo de la tecnología tras la Blockchain de Libra, utilizando la metodología de código abierto. Parece que podremos contribuir a Libra.
  • La Asociación realizará pruebas exhaustivas de la Blockchain de Libra, que abarcarán desde pruebas del protocolo hasta la construcción de una prueba a gran escala de la red en colaboración con entidades como servicios de “wallet” y “exchanges” para garantizar que el sistema funciona, antes del lanzamiento.
  • La Asociación trabajará para fomentar el desarrollo y despliegue del lenguaje Move, permitiendo a los desarrolladores utilizar las garantías inherentes al mismo para desarrollar aplicaciones financieras innovadoras. Esto implicará la colaboración con los reguladores para definir las salvaguardas apropiadas para la publicación de contratos inteligentes por parte de terceros, así como una exploración de otros contextos de programación financiera que se beneficiarían de las innovaciones en Move. Libra no admite el despliegue de “scripts” Move en la red actual, y sólo aloja aquellos relativos al núcleo de Libra. Tengo muchas ganas de ver cómo desplegar scripts Move personalizados en la red, y si la seguridad de los scripts Move personalizados se aplicaría de alguna manera.

3. Mi opinión sobre los cambios

De nuevo, este segundo informe sobre Libra se orienta, claramente, a abordar las preocupaciones regulatorias, a fin de prepararse para el lanzamiento del sistema.

Confieso que, al leer el documento, me sentí más como un economista, político o regulador, que como ingeniero, al discutir sobre activos financieros, políticas monetarias, regulación, etc. No soy un experto en este campo y me habría sentido más cómodo dando mi opinión sobre aspectos técnicos; pero, ¡qué diablos!, permítanme compartir mi punto de vista sobre estos cambios.

En mi primera reflexión sobre Libra, expresé cómo percibía la moneda, tratando de convertirse en una divisa global respaldada por corporaciones; y cómo percibía la Asociación, la cual se comportaría como banco central de Libra. Para mí, la introducción de una Libra multidivisa ha relajado un poco esta última percepción.

Una preocupación clave que se ha dado a conocer ha sido la relativa al potencial de la Moneda Libra (LBR) multidivisa para interferir en la soberanía y la política monetarias, en el supuesto de que la red alcanzase una escala considerable en un determinado país (esto es, que LBR se convirtiese en un sustituto de la divisa nacional).

Es decir, a los reguladores no les gusta la idea de que una asociación como la Asociación Libra se comporte como un banco central y que se inmiscuya en sus políticas monetarias. Por lo tanto, ≋LBR ahora se parece más a una stablecoin trasladable o traducible globalmente” que a una divisa independiente. Si estoy haciendo una transferencia internacional a los Estados Unidos usando Libra, cambiaré LibraEUR por LibraUSD. Hasta aquí, nada nuevo. Sin embargo, ¿qué ocurre si quiero hacer una transferencia internacional en coronas suecas (SEK) y no hay LibraSEK? Aquí es donde ≋LBR entra en juego sirviendo como un activo intermedio para el intercambio (similar a lo que hacen Ripple o Stellar en el intercambio de activos digitales en sus redes correspondientes). Por lo tanto, un sueco con sus Libras recién adquiridas aún podría realizar pagos y transferencias internacionales, o cambiarlos por dinero fiat a través del exchange apropiado.

Las stablecoins monodivisa simplifican el diseño de LBR. LBR se puede materializar a través de un contrato inteligente que agregue stablecoins monodivisa utilizando pesos nominales fijos (por ejemplo, USD 0.50, EUR 0.18, GBP 0.11, etc.). Esta aproximación al diseño de LBR es similar al utilizado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en los Derechos Especiales de Giro (DEG). Dado que LBR se compone de cantidades fijas de stablecoins monodivisa que son compatibles con la red, LBR está totalmente respaldado por los activos de la Reserva que respaldan cada stablecoin monodivisa.

[…]

La Reserva acuñará cada stablecoin monodivisa (por ejemplo, USD, EUR, GBP, etc.) en respuesta a la demanda del mercado. Además, un contrato inteligente combinará estas stablecoins monodivisa específicas en LBR, en función de los pesos nominales fijos determinados. Dado que LBR no está vinculada a una única divisa, a medida que se mueva el valor de cada de dichas divisas, el valor de una LBR en cualquier divisa local podrá fluctuar. La Asociación agradecería la supervisión y el control sobre LBR por parte de un grupo de reguladores y bancos centrales o una organización internacional (por ejemplo, el FMI), bajo la orientación de la principal autoridad supervisora ​​de la Asociación, FINMA, que podría supervisar y controlar los pesos y componentes para minimizar la volatilidad.

Es cierto, dije que la Asociación Libra no se asemejaría a un banco central en relación con ≋LBR, pero eso no es del todo cierto. El informe se cita un conjunto de, digamos, “operaciones de emergencia” que la Asociación Libra podrá realizar para evitar riesgos financieros.

La Asociación está orientada a poner en marcha un sistema que mitigue el riesgo, incluya amortiguadores de capital apropiados que absorban pérdidas y facilite una supervisión continua e integral. Sin embargo, somos conscientes de la necesidad de planificar escenarios de estrés que podrían revelar una amenaza para la viabilidad del sistema de pago Libra  -a pesar de que la materialización de tales escenarios y la posibilidad de que el sistema de pago Libra se vuelva inviable es altamente improbable-.  En el contexto de un plan de recuperación y resolución, la Asociación está considerando la posibilidad de proporcionar dos componentes clave que podrían ponerse en marcha en escenarios de estrés severo, en el caso poco probable de que la red Libra no pudiera convertir en efectivo los valores gubernamentales a muy corto plazo de que dispone la Reserva, ni de hacerlo con la suficiente rapidez como para satisfacer todas las solicitudes para retirar Libras sin incurrir en pérdidas por ventas muy a la baja:

  • en primer lugar, una especie de programa de puntos canjeables (“redemption stays”), lo que retrasaría los reembolsos de Libras y otorgaría un tiempo adicional para liquidar los activos de la Reserva durante una cierta ventana de tiempo, sin incurrir en grandes pérdidas por ventas muy a la baja; y,
  • en segundo, un mecanismo de canje anticipado (“early redemption haircuts”), lo que impondría una tasa por los canjes instantáneos y requeriría que los titulares de monedas internalizasen su externalidad negativa (es decir, pérdidas por ventas muy a la baja).

¿Pero no es éste el tipo de trabajo que hacen los bancos centrales con sus divisas? Esa es la razón por la que, en el documento, Libra aboga por la creación de un banco central de divisas digitales responsable de administrar las stablecoins globales, a fin de poder delegar completamente la responsabilidad sobre la gestión mencionada anteriormente.

Nuestra esperanza es que a medida que los bancos centrales desarrollen sus propias divisas digitales (CBDC, por sus siglas en inglés), dichas CBDC puedan integrarse directamente con la red Libra, eliminando la necesidad de que Libra Networks administre las Reservas asociadas y, por tanto, reduciendo los riesgos de crédito y custodia. Por ejemplo, si un banco central desarrolla una representación digital del dólar estadounidense, el euro o la libra esterlina, la Asociación podría reemplazar la stablecoin monodivisa pertinente por la CBDC.

Con suerte, esta necesidad de stablecoins “oficiales” por parte de Libra (y otros aún por venir) empujará a las instituciones financieras y a los bancos centrales a comenzar a tomarse en serio los beneficios de este tipo de activos digitales y a comenzar a promover su puesta en funcionamiento. (La verdad es que muchos ya se están moviendo en esa dirección, como es el caso del Banco Central Europeo o de China).

Algo que ha quedado claro en el nuevo informe, y que apenas se mencionó ligeramente en su edición anterior, es cómo se distribuyen las Libras a los consumidores y a las empresas:

Libra Networks no interactuará directamente con los consumidores, sino que se asociará con un número selecto de Distribuidores designados para extender la liquidez a productos orientados al consumidor, como “wallets” y “exchanges”. Dichos Distribuidores designados se comprometerán a crear mercados dentro de márgenes ajustados y podrán acomodar grandes volúmenes de negociación.

Un último elemento que encontré realmente interesante en el documento es la introducción en la red de “controles automatizados de cumplimiento a nivel de protocolo para todas las actividades on-chain” y un “protocolo de Reglas de Viaje off-chain (en realidad, si Ud. revisa las ofertas de trabajo para Libra, en la web de Facebook, verá cómo el equipo Libra está comenzando a contratar expertos en inteligencia artificial; imagino que una de las razones es la implementación de estos sistemas de cumplimiento).

La Asociación desarrollará un protocolo “off-chain” para facilitar, a los VASP regulados y certificados, el cumplimiento de la Regla de Viaje aplicable y los requisitos de mantenimiento de registros. Este protocolo facilitará el intercambio de información entre estos participantes de la red Libra a fin de favorecer su propio cumplimiento e incluirá un campo de texto abierto para permitir el intercambio de información complementaria. Las direcciones de “Wallets” no alojadas podrán usar este protocolo “off-chain” para enviar datos requeridos o solicitados a los VASP regulados y certificados. La Asociación mantendrá un directorio público de estos VASP regulados y certificados, y ellos, al mismo tiempo, darán fe pública de su conformidad con la Regla de Viaje aplicable y con los requisitos de mantenimiento de registros.

4. Conclusión

A aquellos de ustedes interesados en el campo de las stablecoins, realmente les recomiendo que lean esta versión revisada del documento de presentación de Libra del que he estado hablándoles. Les permitirá conocer bien los pasos que se están dando en concierto con los reguladores, y otros grupos de interés, para hacer realidad una stablecoin conforme (¡Aviso: no es una tarea fácil!). En este texto he tratado de incluir todos los cambios que, a mí, me han parecido más interesantes; pero, por supuesto, también he tenido que dejar de lado muchas cosas, y esas cosas que he descartado puede que resulten de sumo interés para Ud. ¡Me disculpo por ello!

Una cosa que tengo clara después de haber leído el documento es que el futuro del sistema financiero se basará en stablecoins y activos digitales, les guste o no a los reguladores, por lo que tendremos que trabajar juntos para que esto sea una realidad.

 Referencias

 [1] Miembros de la Asociación Libra. “Libra. Whitepaper v2.0”. Asociación Libra, abril de 2020. https://libra.org/en-US/wp-content/uploads/sites/23/2020/04/Libra_WhitePaperV2_April2020.pdf . Último acceso: 19 de abril 2020.